Nuestra empresa

Ciencia Agroambiental es una sociedad profesional. Nuestro fundador fue socio y gerente técnico de una empresa de semillas forrajeras, que fue la primera en introducir a nivel comercial varias especies y cultivares al Paraguay. Durante los viajes al campo para generar recomendaciones, pudo constatar que cada campo, cada potrero y cada chacra constituyen ecosistemas con componentes, conexiones y flujos a ser considerados para su manejo. Esta realización lleva a nuestro fundador a emprender estudios superiores en Estados Unidos para entender mejor los procesos mencionados. Estudió sistemas agropecuarios y luego trabajó con grupos de productores en el tema del uso de informaciones climáticas para apoyo a la toma de decisiones como la reducción de riesgo y la optimización de uso de los recursos.

En 2011, el Dr. Breuer funda Ciencia Agroambiental como una consultora unipersonal en Paraguay; habiendo creado la base y la idea de hacer consultoría fuertemente basada en la ciencia, nuevos socios se incorporan en el año 2020. En nuestros días, la ciencia es muy amplia y compleja, pero teniendo que contar a la vez con especialistas en áreas como teledetección, zootecnia y biología, los nuevos socios, todos con doctorados, aportan un gran caudal de expertise e ideas a la firma, que se expande a nuevas áreas de acción, tales como el desarrollo de aplicaciones para guiar la sostenibilidad, el balance de carbono y la adaptación a nivel de campo, incluyendo redes de información climática que apoyan el seguro para productores. Se desarrollan cursos, capacitaciones y comunicación de la ciencia.

A los socios les une un conjunto de valores sobre el desarrollo sostenible, la importancia de la eficiencia productiva como primera condición de la sostenibilidad y como medida proxy de la adaptación y mitigación del cambio global y la convicción de que se puede armonizar la producción con la conservación de la naturaleza, en especial la biodiversidad. Creemos a la vez que la mayoría de los sistemas paraguayos de producción de carne, granos y oleaginosas ya son sostenibles, pero siempre se puede mejorar su gestión y visibilidad. Buscamos resaltar las fortalezas de cada sistema de producción. Trabajamos para esto con individuos y asociaciones de productores, la sociedad civil, el sistema financiero, la industria, agencias multilaterales y la academia. Nuestros investigadores asociados nos apoyan en temas como clima, recursos hídricos, ciencias computacionales, gestión de recursos naturales y gestión de campos.

Finalmente, la sostenibilidad no constituye algo cincelado en roca, sino que es un concepto en constante evolución, y, con nuestro trabajo, queremos contribuir a esa evolución.